Musô Jikiden Eishin Ryû iaijutsu Komei Jyuku es un koryû (escuela antigua) fundada entre la Era Eiroku (1558-1570), la Era Genki (1570-1573) y la Era Tenshô (1573-1592) por Hayashizaki Jinsuke no Shigenobu. Según la mayoría de los especialistas y estudiosos de la historia japonesa, fue la primera escuela en especializarse en el arte del iaijutsu (arte del desenvaine del sable japonés) , articulándolo y ordenándolo. Musô Jikiden Eishin Ryû procede del feudo de Tosa, de la familia Yamauchi en la línea de Tôkyô y está reconocida por la Nihon Kobudô Kyôkai bajo el liderazgo del 21º sucesor legítimo de la escuela Sekiguchi Takaaki Komei sensei. Las clases en los dôjô están dirigidas por el representante para España de esta escuela, Sekiguchi Kenryû, quien ha sido autorizado a enseñar y transmitir estas enseñanzas samurai del feudo de Tosa.

Ryôen Ryû naginatajutsu está liderada por Shimizu Nobuko sensei. Centrándose en el manejo de la naginata (alabarda japonesa) y el tantô (puñal) de Jikishinkage Ryû bajo los conocimientos adquiridos de la 17º sôke Toya Akiko sensei, que le concedió 8º Dan Hanshi a Shimizu sensei. También se estudian formas de etiqueta y protocolo derivadas de Ogasawara Ryû reihô y transmitidas por el 32º sôke Ogasawara Tadamune sensei, que le concedió a Shimizu sensei el Menkyô Kaiden así como el nombre de Ryôen. Las clases en los dôjô están dirigidas por el representante para España de esta escuela, Ryôen Ryûko, quien ha sido autorizado a enseñar y transmitir estas enseñanzas.

martes, 1 de septiembre de 2015

REPORTAJE SEMINARIO EN MADRID CON SEKIGUCHI KOMEI: 21º REPRESENTANTE DE MUSÔ JIKIDEN EISHIN RYÛ IAIJUTSU (KOMEI JUKU). 22 -26 JULIO DE 2015.

REPORTAJE SEMINARIO EN MADRID CON SEKIGUCHI KOMEI: 21º REPRESENTANTE DE MUSÔ JIKIDEN EISHIN RYÛ IAIJUTSU (KOMEI JUKU). 22 -26 JULIO DE 2015. 


Un par de semanas antes de este seminario me encontraba chequeando mi buzón de correo electrónico cuando  de repente recibo un email de Sekiguchi sensei que me deja de piedra. Me comunica que del 21-27 de julio tiene libre unos días y que está deseando venir a entrenar a España. Este año 2015, por problemas de agenda, no había previsto realizar ningún curso con nuestro Jukuchô en España, de ahí mi sorpresa. Inmediatamente contesté de manera afirmativa a su email. Es extraño que un cabeza de familia de un koryû legítimo japonés abandone la comodidad de su Japón natal para desplazarse a otro país, pero lo que resulta más sorprendente es que la proposición salga del mismo sensei. Es cierto que algunos maestros hacen esto por motivos económicos, al recibir suculentos honorarios en los países que visitan. Pero los que conocemos a Sekiguchi jukuchô  y su forma de pensar y hacer sabemos que sus motivaciones van más allá de lo material y sólo se preocupa por la correcta transmisión del koryû bujutsu. Con todo ello me dispuse a realizar los preparativos para el curso. Puesto que no había tiempo para organizar el típico Gasshuku de verano en Benisa (Alicante), volvimos a los orígenes, a Madrid, que vió ya el primer curso de Sekiguchi sensei en España en junio de 2011.

Gracias a la acogida del Dojo “The Figth Clan” y a su dueño Santi, pudimos organizar un seminario de 5 días con Sekiguchi Jukuchô. Los dos primeros días estarían reservados a los monjin (miembros que han firmado por la escuela), y los 3 días restantes que corresponden al fin de semana quedarían abiertos al resto de alumnos y a todo aquel que quisiera acercarse a conocer y probar un koryû bujutsu legítimo de manos de su mayor representante. Sekiguchi Komei sensei es el 21º representante del linaje de la escuela Musô Jikiden Eishin ryû iaijutsu, descendiente de la línea Yamauchi en Tôkyô. Sekiguchi sensei también es el representante de Musô Jikiden Eishin ryû iaijutsu en la Nihon Kobudô Kyôkai, una de las organizaciones japonesas más prestigiosas de koryû bujutsu, con sede en el Nippon Budôkan de Tôkyô. En Junio de 2011 Sekiguchi sensei otorgó a España un shibu (sede) de su escuela, dejando como representante con licencia para enseñar a su estudiante directo Sekiguchi Kenryû. Desde entonces contamos con visitas de Sekiguchi Jukuchô para transmitirnos una escuela de iaijutsu del siglo XVI. 


Los dos primeros días fueron casi un keiko privado, ya que sólo estábamos Jorge y yo mismo (Sekiguchi Kenryû), las dos únicas personas en España a los que se les ha permitido firmar para entrar a formar parte de la familia MJER Komei Juku. Los entrenamientos de todos los días que compusieron el curso iban de bien temprano en la mañana hasta la tarde, contando con 8 – 8horas y media de entreno diario. Este modo de entreno es típico de los seminarios de Sekiguchi sensei, muchas horas y mucha intensidad. En palabras del propio Jukuchô: “para sacar el mayor partido a los waza que de nuestro koryû. Unos waza que debemos al esfuerzo y sacrificio de mucha gente, y que sin ellos no habrían llegado hasta nosotros. Sólo con duro entrenamiento se puede honrar a nuestros antepasados del koryû y así poder transmitir un verdadero koryû y no un ballet o un deporte.”


En los dos primeros días el keiko se centró en las series de iaijutsu de nuestra escuela denominadas: Seiza no Bu (11 kata), Tate Hiza no Bu (10 kata), Oku Iai Tachiwaza (13 kata), y Bangai Sanbon (3 kata). De estas series, Sekiguchi sensei puso especial incapié en aquellas kata que él consideraba más complejas y que por tanto requerían un mayor estudio y repetición. También hubo lugar para extenuantes kihon de kirioroshi, kesagake  y nôtô. Esos son los momentos en los que, sin bajar la intensidad de los cortes, se debe intentar mantener una postura digna y elegante, según sensei, eso ante una misma técnica, eso es lo que diferencia a un samurái de un rônin.








En cuanto a los kata  de iai-kumitachi / kenjutsu, trabajamos la serie Tsume Iai no Kurai, en especial las formas de tachiwaza. Durante este entrenamiento privado Sekiguchi sensei nos presionó especialmente con vistas al embu  que haríamos Jorge y yo en Holanda, representando a Musô Jikiden Eishin ryû en la European Koryû Bujutsu Convention. Aunque especialmente duro para Jorge y su codo lesionado, Sekiguchi sensei exigía que los entrenamientos se realizaran con iaitô por Jorge y con shinken en mi caso. En este punto es importante recordar que en MJER Komei Juku usamos una katana tradicional de Tosa, de 90,1cm de hoja (3 shaku) y de 2kg de peso.


Tras los dos días de keiko para monjin llegó el viernes y con él la oportunidad de que más personas pudieran disfrutar de las enseñanzas de Sekiguchi Komei sensei. El enfoque era distinto, pero los entrenamientos eran igual de largos e igual de intensos. Sekiguchi sensei no discrimina entre estudiantes avanzados y principiantes, aunque permitiendo a estos que paren y descansen cuando lo deseen de manera que puedan disfrutar (y no sufrir) el keiko. Durante los kihon de iaijutsu sólo quedaban en pie algunos, retirándose unos por sobrecarga en los músculos, y otros por tener que vendarse las manos por la piel levantada de las ampollas. Pese a que sólo los estudiantes más avanzados utilizaban su iaitô de koryû, hubo bokutô de koryû para prestar a los principiantes y que sintieran la experiencia de practicar iai con un sable de casi un metro.


Los tres días que duró el curso abierto pudimos practicar kihon, así como varias kata de las diferentes series del koryû así cmo también las 5 kata de Tôhô Gohon. Sin embargo, el iai-kumitachi /kenjutsu dominó sobre los demás aspectos de la práctica. Primero la serie Tachi Uchi no Kurai – Nanahon no Kata (7 kata) y después la serie Tsume Iai no Kurai (11 kata), especialmente las 5 últimas de la serie, correspondiente a la parte en tachiwaza (de pie). Todos nosotros, pero especialmente aquellos que se acercaron por primera vez al koryû fueron realmente afortunados al poder practicar unas kata que generalmente se enseñan tras muchos años de aprendizaje de MJER.  


El curso transcurrió de manera apacible, todos desayunábamos y comíamos juntos, y el último día disfrutamos de unas refrescantes cervezas y montaditos en un clima afable y hermanado. En este momento Sekiguchi sensei respondió a las preguntas que tenían los principiantes sobre la historia de nuestra escuela o el motivo del tamaño de nuestros sables. Creo que todos hemos sido muy afortunados de tener esta visita inesperada (aunque ansiada) del 21º representante de MJER iaijutsu, Sekiguchi Komei, línder de Komei Juku. En concreto, yo como Sekiguchi Kenryû, shibuchô  de la escuela para España, he visto como mejoraba mi iaijutsu con las enseñanzas de Sekiguchi sensei y me siento preparado para llevar a cabo sin titubeos el próximo embu que tendrá lugar en Holanda el 30 de agosto. Quisiera agradecer a todos los asistentes su participación en el evento, así como a los miembros del Spain Hombu, y a Jorge que se sobrepuso a su lesión y demostró ser un digno monjin de la escuela.Y por supuesto, a nuestro Jukuchô Sekiguchi Komei sensei que siempre se está desviviendo por nosotros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario