Musô Jikiden Eishin Ryû iaijutsu Komei Jyuku es un koryû (escuela antigua) fundada entre la Era Eiroku (1558-1570), la Era Genki (1570-1573) y la Era Tenshô (1573-1592) por Hayashizaki Jinsuke no Shigenobu. Según la mayoría de los especialistas y estudiosos de la historia japonesa, fue la primera escuela en especializarse en el arte del iaijutsu (arte del desenvaine del sable japonés) , articulándolo y ordenándolo. Musô Jikiden Eishin Ryû procede del feudo de Tosa, de la familia Yamauchi en la línea de Tôkyô y está reconocida por la Nihon Kobudô Kyôkai bajo el liderazgo del 21º sucesor legítimo de la escuela Sekiguchi Takaaki Komei sensei. Las clases en los dôjô están dirigidas por el representante para España de esta escuela, Sekiguchi Kenryû, quien ha sido autorizado a enseñar y transmitir estas enseñanzas samurai del feudo de Tosa.

Ryôen Ryû naginatajutsu está liderada por Shimizu Nobuko sensei. Centrándose en el manejo de la naginata (alabarda japonesa) y el tantô (puñal) de Jikishinkage Ryû bajo los conocimientos adquiridos de la 17º sôke Toya Akiko sensei, que le concedió 8º Dan Hanshi a Shimizu sensei. También se estudian formas de etiqueta y protocolo derivadas de Ogasawara Ryû reihô y transmitidas por el 32º sôke Ogasawara Tadamune sensei, que le concedió a Shimizu sensei el Menkyô Kaiden así como el nombre de Ryôen. Las clases en los dôjô están dirigidas por el representante para España de esta escuela, Ryôen Ryûko, quien ha sido autorizado a enseñar y transmitir estas enseñanzas.

jueves, 30 de junio de 2011

1º CURSO MUSO JIKIDEN EISHIN RYU IAIJUTSU YAMAUCHI HA (KOMEI JYUKU) IMPARTIDO EN MADRID POR EL 21º SOKE SEKIGUCHI TAKAAKI KOMEI.

1º CURSO MUSO JIKIDEN EISHIN RYU IAIJUTSU YAMAUCHI HA (KOMEI JYUKU) IMPARTIDO EN MADRID POR EL 21º SOKE SEKIGUCHI TAKAAKI KOMEI.

Mi primer contacto con Sekiguchi sensei fue de manera muy casual. Cuando le conocí, llevaba mas de 7 años de práctica de Zen Nihon Kendo Renmei Iaido, habiendo visto algunas escuelas, como Tenshin Shoden Katori Shinto Ryu, Tatsumi Ryu, Muso Shinden Ryu, Hoki Ryu, Toyama Ryu o Sui O Ryu. En esta época, andaba yo escarmentado, tras haberme llevado en el pasado algunos chascos debido a ciertos “secatrismos” y “politiqueos” que desgraciadamente se dan en las artes marciales que practicamos. Por eso, mi idea era seguir investigando acerca de un Koryu de Iai que me apasionase, pero también de un maestro con ideas similares a las mías, acerca de una mentalidad y un corazón abierto. De esta manera, mi profesor de Shinto Muso Ryu jojutsu (Vicente Borondo – Gomokuroku), me remitió a un seminario que se celebraba en la Bretaña francesa y que estaba organizado por un conocido suyo, Jaff Raji, Kuden de Muso Shinden Ryu y Shomokuroku de Shinto Muso Ryu. El curso sería impartido por el 21º sucesor de la rama Yamauchi de la escuela Muso Jikiden Eishin Ryu iaijutsu: Sekiguchi Takaaki Komei. Una vez decidido, hice las maletas y partí hacía alli, y lo que encontraría, para mi sorpresa, es la escuela que siempre había buscado, el maestro que siempre había querido tener, y una meta y un desafío para el resto de mi vida.


Por todo esto, y después de contactos en varios seminarios, cuando Sekiguchi sensei me expresó su deseo de visitar España, mi sorpresa no pudo ser mayor.

Un año y medio después, Sekiguchi sensei aterrizaba en el aeropuerto de Madrid, el día 3 de Junio de 2011, para impartir un seminario maratoniano de 8 días, a 7:30h-8h al día. Este sería el 1º Seminario de Muso Jikiden Eishin Ryu iaijutsu de la familia Yamauchi en España, y una de las pocas veces que un Soke (Cabeza de Familia), de un Koryu oficial ha impartido su escuela en España.

Los entrenamientos fueron muy duros, ya no sólo por la cantidad de horas y de días, sino porque Sekiguchi sensei impuso un alto ritmo tanto físico como mental, ofreciendo grandes dosis de información, que dificilmente se podían procesar en tan poco tiempo. Como es habitual en su trabajo, el numero de kata de la escuela aprendidas en el seminario fué importante, sin mencionar las diversas variaones sobre cada forma aprendida. Es por esto que aunque muchos budokas pudieron entrenar duramente en diversas sesiones sueltas, hay que felicitar a aquellos 8-9 valientes que estuvieron al pie del cañón en todas las sesiones.

El trabajo de iaijutsu de las diferentes sesiones era completado por trabajos de naginatajutsu y jujutsu. La idea de Sekiguchi sensei respecto a esto es que es interesante trabajar distintos estilos, como hacían tradicionalmente los samurai con sus escuelas de Sogo Bujutsu.

Sekiguchi sensei habla en varias ocasiones del arte de E-Mono, el arte de usar armas largas, al que también llama en ocasiones: Chotojutsu. Sekiguchi sensei otorga una especial atención a la naginata, no sólo porque de manera indirecta siempre haya estado presente en la escuela, desde tiempos de Yamauchi Toyotake, ni porque Shimizu Nobuko sensei, (una de sus alumna mas antiguas) sea Menkyo Kaiden de Jikishinkage Ryu naginatajutsu y fundadora de Ryo En Ryu naginatajutsu, sino simplemente porque se trabaja una distancia larga. Es habitual que cuando en el seminario, no ve la amplitud que quisiera en los cortes, nos inste a usar naginata. De esta manera, no sólo enriquecemos nuestro budo al trabajar varias armas, sino también nuestro dominio del ma ai, al trabajar otras distancias.

El jujutsu-yawarajutsu es un arte que desde siempre ha estado ligado a muchos Koryu de iai o kenjutsu. Muso Jikiden Eishin Ryu no es una excepción, y por ello Sekiguchi sensei nos ilustra con sus vastos conocimientos de Koryu de jujutsu, acerca de las aplicaciones de varias kata, ya sean de iaijutsu, o de kuimitachi-kenjutsu.

El Kumitachi fué otro de los puntos fuertes del seminario. Para Sekiguchi sensei es extremadamente importante, que si una persona tiene la intención de practicar un Koryu de manera tradicional, practique kuimitachi y tameshigiri. En el curriculum oficial de Muso Jikiden Eishin Ryu Yamauchi ha Komei Jyuku, trabajamos de manera habitual 18 kata en parejas. Estas formas están divididas en dos series, la primera de 7 kata (todas ellas de pie), y una segunda de 11 kata (alternando suelo y pie). El estudio de la distancia, la presión, la velocidad, la fluidez, el kiai, son puntos extremadamente importantes para Sekiguchi sensei, y por ello pone tanta insistencia en el trabajo en pareja, como complemento indispensable al trabajo en solitario de iaijutsu de la escuela.

Koryu no es ni un deporte ni una disciplina marcial al uso, en Koryu conocer la hsitoria, y lo que hay detrás de la escuela y la técnica es casi tan importante como conocer la propia técnica. Por todo esto, Sekiguchi sensei nos intruyó durante el curso, tanto dentro como fuera del tatami, sobre la historia de Muso Jikiden Eishin Ryu, sobre la familia Yamauchi, sobre el Han de Tosa, incluso sobre la historia de otros Ryu. Anécdotas aparte, todos crecimos en sabiduría gracias a este aspecto, algo que se agradece luego en la práctica , y en mi caso, en la docencia del iai. Hemos hablado de muchos detalles técnicos y teóricos, pero en este seminario todos hemos podido apreciar un detalle muy significativo de la personalidad y la docencia de Sekiguchi sensei. En este campo he querido citar a Andrés Rodriguez Patiño, quien ha acompañado a Sekiguchi sensei en otros seminarios europeos: Del curso me quedo con el torrente de información y detalles de Sekiguchi sensei, tanto de convivencia (su familiaridad, sus referencias técnicas e históricas a los distintos visitantes, el detalle de fijarse y prestarme su toallita fria cuando me dolía la rodilla), como culturales (la caligrafía de "isshin" entre otras que nos obsequió , es excepcional), históricos (Musashi, los Ura Yagyu, Daito Ryu...) y técnicos (el juego de hasuji en los kumitachi, las versiones de kaisha kenpo, la aplicación de Yukichigai, el ukenagashi "oculto" en el nukitsuke...) pero sobre todo me quedo con la fuerza que transmite y la "viveza" de su espada.

El seminario finalizó con un Enbu donde cada uno tuvo que demostrar ante un público japonés exigente : senseis de ikebana (arreglo floral) y de sado-chado (ceremonia del te). Jorge Ferri y Jorge García realizaron 11 kata de Seiza no bu. Daniel Carril y Daniel Díaz realizaron las 10 kata de Tatehiza no bu. Daniel Carril y Marcos Sala realizaron las 8 kata de Oku Iai I waza. Marcos Sala y Andrés Rodriguez realizaron las 10 kata de Oku Iai Tachi waza. Antonio Clemente y Fernando Pérez realizaron las 7 kata de Tachi Uchi Kumitachi. Minori Makita y Enrique Valls realizaron las 3 kata de Bangai Sanbon. Minori Makita y Andrés Rodriguez realizaron las 5 kata de Bangai Gohon. Andrés Rodriguez y Rubén Pulido realizaron las 5 kata de Toho Gohon. Minori Makita y Marcos Sala realizaron las 11 kata de Tsume Iai kumitachi y por último todos realizamos la kata Itomagoi sono Ichi. El Enbu de iaijutsu estuvo acompañado de un Enbu de Shinto Muso Ryu jojutsu y kenjutsu dirigido por Vicente Borondo (Gomokuroku) y asistido por varios de nosotros, entre ellos Francisco Casas y Jose Manuel.

El seminario se entregaron diplomas a los asistentes en una ceremonia en la que Sekiguchi sensei agradeción a cada uno su dedicación. Al finalizar la entrega, sorpresivamente, Sekiguchi sensei me llamó, para de manera tradicional y tal cual se hace en los Koryu, entregarme 3 certificados de Koryu, uno de ellos para instituirme Shibucho de Madrid y Hombu de España, otro para instituirme como miembro de la Nippon Koden Bujutsu y un último e importante “Menkyo-Okuirisho”, una Licencia para poder enseñar y trasnmitir el Ryu. Esta ceremonia estuvo asistida por Minori san y Vicente Borondo, que nos traducía las palabras del sensei.

Y así se dió por concluído un seminario del que todos hemos salido muy contentos, y si se permite, mas sabios. Agradecer por supuesto a Sekiguchi sensei por emprender este proyecto y confiar en mi, agradecer a Minori san por venir a apoyar este seminario, agradecer a Vicente y a Jorge por traducir las palabras de Sekiguchi sensei y por fin agradecer a todos los participantes por su dedicación en el keiko.